'/> Amiga sexual sin derecho a afectos. - Gruta de Loba

Amiga sexual sin derecho a afectos.


Hay noches de desvelo en los que me pesa demasiado esa clasificación monolítica en la que me encierran los hombres de mi mundo. Esa clasificación en la cual sólo soy deseada como amiga sexual, a lo mucho como la amante.

Represento para ellos esa mujer muy interesante para hablar, con quien pueden versar de muchos tópicos diferentes: la vida, literatura, la ciencia, religión y la cotidianidad. Llevándoles a nuevas reflexiones de su propio mundo.
Pero los temas que les llama más la atención son las relacionadas con el sexo: inquietudes, fantasías, miedos, experiencias... Son siempre conversaciones amenas, se dan cuenta que en mí pueden encontrar esa mujer que les va a escuchar con atención, sin repudio, con quien incluso comparte el propio morbo e intercambia consejos.

Entonces ocurre la parte que no me gusta, les nace una especie de deseo por follar conmigo, porque ponga en práctica con ellos nuestras conversaciones, es más, generalmente leo en ellos una especie de deseo de ser reafirmados sexualmente en su masculinidad a través de mi aceptación de compartir mi cuerpo con ellos.

En definitiva, soy esa mujer que quieren de amiga porque con unas pocas conversaciones se dan cuenta que es interesante hablar conmigo, que reto sus mentes de una manera que disfrutan. Además desean que tenga sexo con ellos, porque me consideran buena en la cama. En realidad comprendo sus deseos, se me hacen naturales, ni dignos de vanaglorización o menosprecio.

Lo que sucede, lo que me enfurece, es que tengan siempre tan claro, desde el momento en que me comienzan a conocer, que sólo están dispuestos a atreverse conmigo en lo intelectual y en lo sexual, pero ni el más leve riesgo de también atreverse al afecto. Me pregunto ¿Qué ven en mí que pueden tener tan claro tal clasificación haciéndome como algo inamovible en sus dos puestos?

Yo no espero que me digan que me aman, sobre todo la sinceridad, y no espero casarme con ninguno, no estoy esperando al príncipe azul, no me siento sola ni necesito de nadie para vivir. Pero, es esa determinación la que me fastidia, me hace sentir enferma de hombres, me provoca sacarlos de mi vida y me pone a pensar seriamente en la necesidad de escindir los temas sexuales de mis conversaciones con ellos.

 ¿Por qué tuvimos que evolucionar tanto y tan rápido las mujeres cuando los hombres persisten en sus limitaciones a lo básico?
(Entiéndase evolución como complejización)


____
Imagen de Wish Candy
Amiga sexual sin derecho a afectos. Amiga sexual sin derecho a afectos. Reviewed by Lilit Lobos on 4.12.13 Rating: 5

No hay comentarios.:

A los escritores nos gusta que nos escriban, gracias por dejar tu comentario.

Con tecnología de Blogger.