Te amo

Profundas e insípidas palabras gastadas, 
Moho transmutado en ceniza fútil
Formula ordinaria de significado ya olvidado.

Te amo, teamo, temo,
Temor sombrío que se arremolina en cada uno de mis poros
Deslizándose por cada pliegue de mi piel.

“Te amo”
La frase más dulcemente escuchada
La más terriblemente sentida.
Corta y suave, oculta todo su mortífero veneno.
Cáncer disfrazado de ambrosía.

¡Cuántas muertes!
Corazón destrozado
Alma desfigurada,
Aun expido el hedor a cadáver de mi última defunción de amor.

Ya les siento revolotear a mí alrededor
Buscan un solo instante de flojedad
Una célula endeble al descubierto.
Acechando 
A la espera de una milésima de tiempo con la guardia abajo, 

Sólo ese fugaz instante les bastará para atraparme de nuevo
Y en demente frenesí
Traspasarme con sus hambrientas garras de alma.

Tan solo un roce les será suficiente para transformar este castillo
Fortaleza impenetrable,
A tan sólo fosa putrefacta
A insufrible suplicio.

Las veo
Intentan hacerme pactar con ellas, demonios sutiles.
Me muestran un paraíso de amor inimaginado,
Me tientan
Son sus promesas fatales e irresistibles…

Sólo me queda aferrarme a mi biblia de profetas detractores de esta bestia,
Confiarme a la ciencia
Y persignarme en el nombre del padre razón
La hija pasión
Y el espíritu del desamor
Por siempre,
Amén. 

               Desasosiego - Lilit Lobos