Escape de mí

¿En qué inexistente lugar podré escapar de mi misma?
Y si escapo de mí, 
¿Cuál es la que escapa y cuál la que queda?

 Perseguirme, arrastrarme, abandonarme… 
Remolcar a esa mí, 
Conversarme y no hallarme en conformidad.

Cambiarme el nombre por Armonía Serena…
 Cansada de empujar-me, presionar a mis otras, no hallarme, 
de sólo encontrar monstruos dentro.

Mis mujeres insanas,  putrefactivas,
Zombis que al tocar mi luz la convierten en sí mismas.
Tengo una manada de muertas vivientes habitando mi mente
Reptando en esquizofrénicos arrastres
Hambrientas.

Sólo animada su mortandad por su avidez de transmutar las luces que las rodean
Tocar, sólo tocar.
La punta del dedo señala, toca 
y transforma mis hadas en muertas vivientes.

Sortilegios - Lilit Lobos