Caída

Entierro las garras a esta yo orgullosa y altiva,
La agarro, pero… 
No puedo sostenerla y me resbalo
Me voy dejando caer de esta yo que camina con la espalda derecha, el pecho en alto y la mirada altiva.

Me voy desprendiendo de esa que no tiene miedo de ser ella misma, 
A enfrentarse al mundo con su lengua-látigo-acariciador
Caigo…

Resbalo por un túnel de palabras que me laceran con cada respirar,
 me con-vencen de lo inútil de mi existencia, 
de lo vano y ridículo en persistir vivir.

Atento contra el cuerpo-alma…
Pero en el fondo no quiero morir
 ¡No sé qué hay luego!
 Si se acaba el juego del dolor,
¿Cómo se siente la verdadera nada?

Sólo sé que caigo,
                                           Pero no puedo caer.
Sortilegios - Lilit Lobos