¡Negra!

Poesía

Mujer Negra
Múltiples rostros
Incontables nombres.
Digo ¡Negra!
Y me atrapa esa palabra bruja de ritual olvidado
Eufonía poderosa.

Mujer
También eres el color de tu piel azabache
enamorador arcoíris prieto
Ojos de gata nocturna
Princesa beligerante avivando a su pueblo bello durmiente.

Comprendo tu deseo a no ser invocada por esta señal
No fuiste tú quien creó esa sentencia para ti y tus hermanas,
Pero yo me he enamorado de ti como Negra
De sonrisa rebelde
Piel contestataria
Alegría indestructible
Cabello cimarrón
Y amor dadivoso.

En mi alma te invoco
Negra, Negra, ¡Negra!
Y quiero que sea verdad ese miedo del blanco
A tu desteñir y tiznar al roce epidemial.

Contágiame tu sublime negrura
Tus tambores sagrados
Tu marimba de chonta
Tu sed de vida aún después de la muerte
Tu orgullo nunca mancillado.

Enséñame Negra a ser feliz en tu inquebrantable rebeldía
Tu alegría indomable ante el yugo de miedo y dolor con el que el blanco te secuestró.

Enséñame a ser fiesta en medio del sufrimiento
A sonreír de cara al martirio impuesto con el que jamás te pudieron destruir el alma.

Permíteme conjurarte ¡Negra!
Rodéame en tu pecho
En tu abrazo devuélveme a mi ancestralidad africana
Bendíceme al nombrarme tu hermana
De piel mestiza
Y alma negra.

Sortilegios - Lilit Lobos