Muñequero

Ese día toda yo era una espera feliz
Una sonrisa de contracciones en el vientre,
Una niña a punto de conocer a esa pequeña que le jugueteaba dentro hacía meses.

Esa mañana tu cuerpo le gritaba al mío que ya era tiempo de conocernos
Darle cara, forma real a la fantasía gestante.

Amaneciste siendo un dolor inmenso que rompía las caderas
A este remedo de mujer sumida en el silencio,
Esperaba soportar ese desgarrar corporal sin llorar
Invadida de miedo a parecer lo que era en realidad:
Una niña asustada pariendo a su propia muñeca.

Llegado el momento
Tocaste el umbral de este mundo
Quebrándome el alma en lágrimas traicioneras de mi orgullo inundando mi rostro,
Lo atribuí al dolor natural
No podía aceptar ante nadie que me bañaba en miedo
Porque algo eterno
Una luz abismal
Una fuerza ancestral irrumpía en mi vida
Nacía de mi cuerpo
Y esa pequeñita que era yo
Me sabía endeble ante el reto.

Surgiste
De la profundidad del cosmos emergiste
carne de mi carne
vida de mi propia vida
Te vi
Y al fin supe que eres real.

Sortilegios - Lilit Lobos