'/> Si una mujer tiene cargos más altos que tú, es porque se acostó con… - Gruta de Loba

Si una mujer tiene cargos más altos que tú, es porque se acostó con…

Este texto va dedicado al ego herido de los hombres al ver mujeres por encima de sus cabezas y a las mujeres que luchan cada día por aventajarlos.





Ciertos chicos se molestaron, y cuestionaron que yo tuviese rangos más altos que ellos en mi equipo de paintball milsim, pero no se hicieron la misma pregunta con respecto a otros de mis compañeros. A éstos, que no fueron capaces de preguntarme a mí respetuosa y directamente les respondo: tengo rangos más altos porque me acosté con todos mis compañeros, ¿acaso de qué otra manera una mujer podría ascender en una organización de hombres? Para sus diminutas capacidades de racionamiento no puede existir otra respuesta.

Ahora, la respuesta real, la que les hubiese dado si respetuosamente hubiese sido interrogada al respecto: Fui ascendida de la misma manera que mis compañeros hombres: por mi esfuerzo y dedicación. Diría que aún con más esfuerzo que ellos, porque sufro de depresión y otras dolencias mentales que no viene al caso explicar, una sólo menciona depresión, porque supone que la mayoría de las personas la ha experimentado, pero esas otras cosas que suceden en mi cabeza son menos comunes, esas otras dolencias que limitan sobre manera mi capacidad para relacionarme con las otras personas.

El solo hecho de salir del apartamento me exige  una gran inversión de esfuerzo emocional, ni qué decir de saludar, hablar, sonreír y participar en actividades en las que tengo que interactuar con otras personas, eso me da una dificultad enorme que no espero puedan comprender.

Aún así, fui a casi todos los entrenamientos, todos los fines de semana, así a veces estuviera tan mal que el griterío ensordecedor en mi cabeza ahogara las indicaciones técnicas y tácticas de juego que me daban mis compañeros. 

Ascendí a pesar  de no tener marcadora, ni uniforme, ni dinero, siendo que en el paintball milsim la mayoría de las veces lo más importante para sus practicantes es la estética: el uniforme de último camuflaje, la marcadora más similar a un arma real y las pepas caras. 

Y yo no tengo dinero, ni marcadora, ni parezco un soldado norteamericano salido de una película del alto presupuesto. Muchas veces no entré a jugar con mi grupo sólo porque no había dinero para pagar el derecho a campo. Otras tenía tanto cólico y malestar por mi periodo, que sólo quería correr a mi cama (sí, a las mujeres nos viene el periodo cada mes, y a muchas nos limita física y altera emocionalmente.) Muchas veces me sentí desfallecer de hambre, y aun así me quedé todo el tiempo que los juegos lo requirieran. 

 A pesar de esas dificultades, que para mí han sido enormes, estuve siempre allí con mi actitud de juego y compañerismo, estuve presente siempre, dispuesta a aprender, apoyar e incentivar a mis compañeros,  es decir: ascendí por ser yo misma, y no por las cosas que pudiera comprar.  He estado más de un año con mi grupo, y pasé de que me ignoraran y no me dieran ni el saludo, a que ahora vivan haciendo bromas de mí, y que escuchen y validen lo que hago y digo en el grupo.  

Nunca tuve uniforme, ni marcadora, ni me he acreditado ante la entidad indicada para esto, ni pienso hacer ya ninguna de esas cosas. Yo no necesité de nada de eso para que mi trabajo en el grupo les hiciera ver a mis compañeros (machos todos ellos) que soy digna de su confianza y respeto. Ninguno me regaló mis rangos, ni mi derecho a ser su compañera.  

Su respeto y confianza es producto del tiempo que hemos compartido, demostrándoles que siendo mujer, feminista, sin la parafernalia milsim, sin entrenamientos militares, sin musculatura, ni buena francotiradora, ni esas otras cosas que valoran tanto los machos en su mundo, aun así pueden contar con mi lealtad al equipo y que puedo incluso jugar mucho mejor que muchos hombres, hecho que han podido apreciar incluso operadores de otros equipos.

Así que la próxima vez que sus machos internos se sientan heridos por ver a una mujer con rangos más altos que ustedes en su propio mundo de machos, pregúntense qué estará haciendo ella mejor que ustedes, en lugar de auto compadecerse diciéndose a sí mismos que de seguro se acuesta con el equipo al que pertenece.  

Pd: Esto lo escribí en respuesta a unos chicos, pero decidí publicarlo, porque en realidad ellos como tal no importan, es el hecho en sí de considerar a las mujeres incapaces. No soy tan cegatona para afirmar que mujeres y hombres somos iguales, porque no, ni biológica ni mentalmente lo somos, lo que sí puedo observar es que desde nuestras amadas diferencias, podemos hacer lo que se considera apto sólo para el otro sexo. Así que no es una respuesta sólo a los hombres, también a las mujeres que por envidia o ignorancia demeritan los logros de sus congéneres.




Si una mujer tiene cargos más altos que tú, es porque se acostó con…  Si una mujer tiene cargos  más altos que tú, es porque se acostó con… Reviewed by Lilit Lobos on 25.9.16 Rating: 5

2 comentarios:

A los escritores nos gusta que nos escriban, gracias por dejar tu comentario.

Con tecnología de Blogger.