Espiritual

Poesía erótica






Tu espíritu me penetra hasta el alma,
Me acaricia dentro
Afuera
Por las comisuras de la existencia.

El blanco amor de tu cuerpo fluye de mi cueva
Emerge en catarata de mítica leche femenina…


Despierto
Y no estás siendo cuerpo frágil y abyecto.
Pago con lágrimas el placer de haberte amado en espíritu.

Eres el mar,
Siendo lágrimas en mi rostro
Siendo amnios irrigándose de mi vulva.
(A  Gladiador Poeta)


Delirios orgásmicos - Lilit Lobos