Amapolas



Labios al cielo 
Arco de piernas
Sus muñecas juegan a la ronda en el pubis.

Carrusel desbocado.

Una amapola brota
Se infla al roce con el agua,
Desprendida de la piel levita hacia la superficie.

Un millón de botones  después la eternidad se aposenta en su párpados…

Al regresar 
Aún la ciñe un dejo de amapolas. 

Lilit Lobos - Delirios orgásmicos